Poetry


Tuesday, March 23rd, 2010

 

El vagabundo
Hernán David Camargo Luque


Pordiosero, mechudo grimoso
Algarabía dejas detrás con tus cabellos
Entre sociedades señalado como inconcluso
Yerras tus estudios, muestras  lo que seguro es
Otro vagabundo implorando misericordia de su ser
Busca un lugar para tus mechas
En la elite no vengas con tus ideas de rebeldía revuelta
Entre ideas vagas e ideologías baratas
Conocemos los de tu calaña  ¡Quédate con pura calva!
Alienado y confundido existirás
Porque no pertenecerás a nuestra sociedad
La imagen de mis ojos nunca cambiará
Por ti, asqueado seré, me repugnas con tu tez
No eres como yo y nunca lo serás
Un indigente más, plaga de la civilización jamás renacerá
Vete ya ¡Pordiosero de la alcurnia!
Cargando costales es lo único que de seguro añoras
Perteneciente a la calle sin reparación alguna
Sin inserción vuelve a tu vida inconclusa.


*****

El monarca
Hernán David Camargo Luque
                                      

¿Cómo osas cuestionar mis actos?
Si de la escoria tú fuiste mi rebaño
Tiempos pasados me remontan a ti
Como gobernante fétido de corrupción fui
No me conoces porque pordiosero nunca has sido
Pero lo serás porque la justicia ha venido
Derrotado entre señalamientos habré sido
Monarca de las elites pronto he comprendido
Que como yo, tú nunca veras un céntimo en tu bolsillo
Porque el destino ha querido que todo sea mío
Despedido de tu morada, sacudo tu infamia
Porque mi conocimiento si tiene gracia
Para ahorcar monarcas de la susodicha patria
Putrefacta de plagas, vestidas de plata
Reemplázame en mi humilde morada
Habita calles que alguna vez
Cuna de mis sueños en cama
Contigo como mi señor, pesadillas se volvieron
De pies a cabeza te adoré sin razón
Ahora el sueño real pero invertido es
Mi mucamo el que me tildó de indigente ahora es
Besando mis pies recibes lo que debiste ser
Por tildar a un vagabundo que pronto fue tu rey
Excluido de la sociedad de vagabundos que tildaste ayer
Desamparado hoy, mañana abandonado
Conocerás por lo que este pordiosero ha pasado.


*****


Tuesday, February 22nd, 2010

 

Obligado Mochilero
Hernán David Camargo Luque


Caminante de las espesuras, amargo verde
Techos naturales que confunden mi sendero
Mi hogar ahora invadido, lluvia de rayos amarillos
Avispas hibridas entre metal y fuego
Huyendo de ellas,  mis letras se desvanecen
La pintura natural se evapora, gran verde, fuerte naranja
El cielo azul, ahora rojo, mis dioses lloran
Familias sucumben, suelos convulsionados
Vuelan cuerpos, cielo sollozante
Gris y naranja dentro del verde de mi tierra
Hormigas somos entre verdaderas termitas
Mis pinceles destrozados por la guerra
Los legados rotos por la infamia quiebran
El bien lucha por sus ideales y no pertenezco a ellos
Quienes les heredaron la madre tierra, el mal los destierra
 Perdóname si sola te dejo, ¡no soy colombiano, madre tierra!
Solo soy indígena de conocimientos preservados
Obsoleto dentro de la modernización me tildaron
Mi futuro es tu verde, artistas naturales forjaste
Ante la guerra caemos y nuestras obras persisten
Mi pueblo conoce su origen, propio testamento
Nuestros resguardos, pertenencia de nuestros hijos
Ni el hombre moderno logrará echarlos
Nuestra cultura peligro corre, ¡ayúdanos selva espesa!
Preserva nuestros legados que entre el arte se encuentran
Nuestros conocimientos que a puño y letra
Nuevas obras de arte de nuestra raza
Amenazadas en perversas subastas no se salvan.

 

*****


Bajo Mundo

Hernán David Camargo Luque


Publicaciones dentro del mundo underground
La calle mi oficina y deleite del devenir transeúnte
Obras dispersas entre ideas vagas dentro de la homogeneidad
Sociedad cuadriculada que no tolera un libre pensar
Oligarquía, inmersa independencia imaginaria
Peatones que renunciaron a su autonomía de pensar
Siguen lo que sus líderes profesan ¡absoluta verdad!
Pero un oprimido más entre la libertad callejera
Tejiendo historias de la cruel realidad
Epistemología en minorías
Ni abatidas ni vencidas
Combatientes de letras tomar,
En conjunto mostramos la encubierta gran verdad
Por las dictaduras del arte que desean doblegar
La voz del pueblo que en oleos y pinceladas

¡Expresa su protestar!



*****

Tuesday, January 26th, 2010



La mía devota mente, no supe identificarla

Hernán David Camargo Luque


Tiempos vienen en los que la luna grita mi nombre,
Penumbra total corroe mi mente,
Quién sabe qué cosas estarán pasando en aquella dimensión donde se encuentra el amor,
Dime qué es lo mejor para la satisfacción del ser que amar sin restricción,
Pensamientos vienen, locuras corren hacia mí,
Ahora es cuando la idea de la correspondencia se ve truncada por una simple persona,
Pero su simpleza viene de su carne,
Nada raro, nada usual, lo mismo que en cualquier mujer podría encontrar,
Entonces, ¿Qué identifica mi alma que mis ojos no ven?,
¡Ya sé! Es la pureza de su alma, lenguaje de los Dioses convertido en materia viva pura,
Idioma indescifrable hasta para el mismo creador.
El ser es una falacia para el amor,
Su cuerpo es un contenedor de lo más puro que existe en el universo,
¡Déjalo salir! ¡Siéntelo! … ¿Es mucho pedir?
Maldito cuerpo humano, cofre y ataúd de los más puros sentimientos carcomidos por el
egoísmo y el bienestar propio,
Incomprensible, absurdo, ¡tonto!,
He aquí a quien llora por ti, vive por tu vivir,
Añora tu sentir, desea tu sensación de fortaleza y ternura, ya no sé qué pensar…
Por favor ámame si es que en realidad lo quieres así,
Aquí yace un cuerpo que te aguarda
Mi alma te eterna resguardando su amor hacia ti…

 

*****


El pacto sagrado
Hernán David Camargo Luque


“Algunas palabras se le han caído a Dios
Han destrozado mi jardín
No puedo descífralas, son misterios para mí
¿Puedes leer mi mente?
Una voz susurró
Estos son los regalos que doy al ser de arcilla
Su significado lo encontrarás en tu última travesía
Solo debes realizar un pacto en mi nombre
No revelarás de dónde provinieron
Solo las asentarás en función para tu vida
Conócelas y transmítelas
Empieza con aquella mujer que te acompaña en tu soledad
Empieza a edificar un significado
Tú verás cómo, solo hazlo
Al final de tus días te diré si lo lograste o no
Tus acciones sobre ellas las definirán
Pero si fallas, juzgado serás
Como ser humano tienes esa responsabilidad
Tus primogénitos las adoptarán y seguirán tu legado
La humanidad entera pensará que tus actos, reales eran
De ti depende sellar este pacto del cielo y del infierno
Cuando pensé acabar, faltaba una más
La palabra, confianza
No sabía cómo definirla con mis actos
Nada me daba más confianza que la mujer que me acompañaba
Pero debía realizar una acción
Me dijo que creyera en ella, forjaría algo por los dos
Dejé que formara dicha acción, sentí que eso era la confianza
Trajo consigo dos frutos hermosos, la amé por su detalle
Tan deliciosos eran, que aprendí aun más comiéndolos
Fue ahí donde comprendí mi error
Dios enfureció y mató nuestros sueños
Su juego terminó en su propia ira y desilusión
Su culpa fue el dejar tal responsabilidad en mí
Pero aquel fruto me contagió de conocimiento
Supe que habían jugado conmigo, definí la desilusión
Con sus reacciones y mi expulsión del jardín, comprendí la ira
Pero así él haya enfurecido, la confianza será para mí, creer en tu amor
Porque en la mortalidad deseo estar junto a ti, definí la fidelidad
Prometí que cuidaría de ella sin importar mi vida, conocí el sacrificio
Pero aun no me queda claro qué es la culpa
Si en mis entrañas siento que la culpa es de Dios por dejarnos jugar
Me sentiría culpable si juzgo a mi creador
Por eso decidí no juzgar
La culpa solo la decidirá él, solo él
La dualidad del ser humano no conoce la justicia
Es por esto que he decidido ser culpable de amarte, cuidarte y dejar que la muerte nos
separe, al final Dios decidirá si entraremos al cielo o al infierno
Sea cual sea su decisión, ten por seguro que estaré junto a ti siempre
Me sentiría culpable si nos separáramos… he definido la culpa.
Hubiera preferido lo indefinible… así me habría pasado la eternidad definiéndote.
No vuelvas a jugar conmigo Dios, solo escúchame, nada más.

 

Hernán David Camargo Luque, Licenciado en Diseño Tecnologico de la Universidad Pedagogica Nacional de Colombia Bogotá, dedicado a la enseñanza en el ambito escolar, actualmente se encuentra escribiendo su novela Arena de Gato la cual cuenta la historia de un joven universitario que busca el significado del ser y los sentimientos que embargan a la sociedad como el amor, la doble moral, entre otros y sin saberlo su vida se vuelve la respuesta ideal.


*****

to the top...